La Banda Sonora Carnavalera

Presentasión: Caleta - Antoñito Martín - Año 1980
Pasodoble a Cádi: Los acuarela - Jose Luí Bustelo - Año 2005

martes, 14 de julio de 2009

Los Cruzados Mágicos

Los Cruzados Mágicos. Chirigota. Primé premio. Carnavá 1982.

En el Carnavá de Cádi pasá a la historia es relativamente sensillo. Figúrate que a la historia han pasao hasta aquello empalao que sacó el Chupa sólo por el hecho de salí de rodilla en el Falla (y porque el Chupa le dio el cosqui y la pringá al bueno del Bati, que de tan bueno a vese parese tonto).

Algo má difísi es hasé historia. Pa eso hay que tené un nivé espesiá, habé hecho algo que se recuerde de bueno. En esa categoría podemo meté a las dó agrupasione que han antesedio a esta en el baú de los recuerdo del Carnavá de Carmelo, tanto a El bache como a La tienda de la cabra, que, sin duda, fueron grande agrupasione a las que la gente le tiene mucho cariño.

Sin en cambio, hoy con Los crusado mágico entramo en una nueva categoría: las agrupasione que han cambiao la historia. De esa hay poquita. Como mucho, en los último trenta año han habio tré chirigota de esa que han cambiao la historia de la chirigota, sin las que no se puede entendé lo que vino despué: Los Yesterdei, Los borracho y esto Crusado Mágico.

Como no toca asquí y tampoco es cuestión de enrollarme má que el Borbón en el discurso de Nochebuena no vi a esplicá por qué creo que Los Yesterdei y Los borracho han cambiao la historia de la chirigota, pero lo de los crusado mágico sí que hay que esplicarlo un poquito, aunque má que esplicasión, basta con haberse fijao en lo que ha pasao despué pa entendé que Los crusado mágico no son una agrupasión má. El soniquete, la forma de cantá, el estilo abrió paso a un nuevo consesto de chirigota como pisá a meno de tré metro de la puerta te abre paso en El Corte Inglé.

Y pensá que, según disen, Los Crusado Mágico iban pa chirigota callejera. Y ensima mista, que es como el escalón má bajo de las chirigota callejera. Pero viendo cómo iba la cosa desidieron dá el paso pal Falla y se salieron. Fueron primé premio con tó los avio y tó los meresimiento, en los tiempo de Fletilla, Juan Rivero, el Chimenea, Requeté,... los hermano Rosado, Caracol, y el Góme, que en aquella época eran unos chavale, le dieron un giro a la chirigota.

Como no llevaban presentasión, que en aquella época no se perdía el tiempo con esas cosa, un buen ejemplo de lo que era el estilo de esta chirigota queda en el primero de los pasodoble en que cuentan la historia del Golpe de Estado de Tejero que había pasao el febrero anterió, pero versionao al tipo de guerrero de las crusada. Adolfo Suare se convierte en el Duque de Suave y el generá Mellado un tal Mellado. En lo que sí coinsiden es en el finá, que los dó acaban bien y no triunfa el golpe de estao, ni en el del pasodoble ni en el de verdá, que biera tenio cojone habé aguantao otro cuarenta año con Nivea en la cara al só. ¿Vé? Eso es otra cosa que cambia la historia, porque si llegá a ganá el bigote con los tiro aquello del techo nunca bieran habio Crusado, ni Borracho, ni Yesterdei ni ná de ná.


Como segundo pasodoble, podemo escuchá este sobre el consesto de chirigota que tenían estos muchacho y que desarrollaron los cuatro año que salieron en el Falla y los de despué, cuando se perdieron pa la sosiedá y se echaron a la calle. Por sierto, que no he comentao ná sobre esa musiquita de pasodoble, afinaíta sin nesesidá de tené siete castrati en la primera fila pa tirá pa arriba, sensillita pa cantarla trenta mil vese en la puerta de Soriano y pa que a nadie se le olvide. Por sierto, la segunda que entra en medio del pasodoble es la vó de Manolo Padilla, el hermano de mi musa y, por tanto, mi cuñao político.


En la letra de este segundo pasodoble también hay mucha ironía, criticando lo que se llevaba en aquella época de que las chirigota cantaran en los restaurane y en los teatro en vé de cantá en la calle. Con ese estilo de disí sin disí y del doble sentido, los crusado le daban a los chirigotero pesetero que no pisan la calle pero despué se la dan de pupulare. Y es que ante las cosa eran distinta, porque como el Carnavá aún no había arrasao por el mundo entero, los único contratito que se podían arrancá eran en la semana de Carnavá y en el mismo Cádi y, por supuesto, tós queremo mucho los carnavale, a Cádi y su pueblo, pero má queremo los billete de peseta (y de leuro ahora) que el Canal Plú hay que pagarlo.

Cuplese cortito y al pie. No llegan a los cuarentisinco segundo con los pito de introdusión y el estribillo. Ahora en cuarentisinco segundo hay quien es incapá de resolvé el estribillo, pero es que ahora, como se cobra por derecho de televisión, po hay que ocupá má hueco. Es aquello que disen de si no te van a recordá, por lo meno que no te olviden. El primé cuplé sobre los hallasgo arcológico en Cádi, que ya se sabe que el susuelo de Cádi es uno de los que má gente tiene, aunque sea sin metro. El segundo cuplé a las elesione munisipale del año 81. En aquella época Nuestra Señora ni siquiera conosía Cádi y por eso ganó Carlo Día. Buenos má que ná má que tardó trese año en llegá y muchos má que va a tardá en abandonarno.

Los cuplese, visto con el paso del tiempo, no pasan de simpaticone, pero por el estribillo da la impresión de que no pasa el tiempo. Cortito e inolvidable, sobre tó, porque tol mundo conosemo de alguien con el que nos ha caio una crú al que le gritamo aquello de ¡Qué Crú me ha caio contigo!


De toas forma, aunque el estribillo sea de los de fuera de serie, de los que no se olvidan nunca, hablá de los Crusado es hablá del pupurrí y de la historia de Don Romualdo. Si alguna persona ha tenio la desgrasia de no habé escuchao nunca este pupurrí íntegro, que se coja dié minuto y dié segundo del tiempo de su vida y disfrute de un pupurrí durse y reondo como los jigo que traía aquella comparsa anónima. De toas forma, querido lestó, si a usté le encantan los pupurrise yuyista, no es nesesario que escuche el de los crusado mágico. Quisá sea demasiao pa su paladá.

La historia es la de un domingo en que Don Romulado se deside a ir a la playa con toa la familia. La playa es el vitoria, pero ante de que tuviera bandera asú y esa jartá de arena, que no era tan perfesta. Aunque pa perfesto el pupurrí que tiene prinsipio nudo y desenlase, como las buena obra de teatro y no como los de ahora que no hay manera de que te se queden ni de que entienda ná. Asquí está tó clarito y ha quedao grabao en la memoria: la cuarteta de Ana, la de los juego de palabra, cuando su niño Ivan se pierde, la de los chiringuito,... Son tanta, son toda. ¡Qué me gustan los pupurrise bien estrusturaito y con sentido!


Gran chirigota que permitió la evolusión de la chirigota, en plan dargüin.

Carmelopoli

  • Alineasión indebida - Miércole, dié de la mañana. Estaba yo tan tranquilo en mi casa, y quien dise mi casa dise mi cama que, al fin y al cabo, es donde se cumplen toito mis sueñ...
    Hace 2 años
  • Lolosedismo - *Lolosedismo* Dísese de una forma de hasé agrupasione de Carnavá, esensialmente, chirigota en la que se le da predominansia asoluta al continente (lo que ...
    Hace 3 años